martes, 3 de marzo de 2015

3 Consejos clave para encender y apagar tu equipo correctamente

3 Consejos clave para encender y apagar tu equipo correctamente
¿Conoces la manera correcta de encender y apagar los equipos de audio?
Esto probablemente te parezca obvio pero saber cómo hacerlo permitirá prolongar la vida de tus equipos, protegiendo así tu inversión.

Una característica común, tanto en tu estudio como en tus presentaciones en vivo, es que tu equipo está hecho de muchos componentes y cada uno de ellos debe ser encendido y apagado.

¿Da lo mismo prenderlos todos a la vez? ¿Da igual cualquier orden para hacerlo?

Definitivamente NO.

El procedimiento correcto consiste en tomar en cuenta 3 cosas

  • Hacerlo secuencialmente; es decir, no todos los aparatos a la vez.
  • Llevar un orden de encendido que comience por la fuente del sonido, continúe con los sistemas periféricos o complementarios y concluya con el amplificador y las bocinas.
  • El orden de apagado sería exactamente al revés del orden de encendido.

Por otro lado, si acostumbras a tener todo conectado a una sola fuente y esta tiene un switch general que oprimes cada vez que comienzas y terminas de trabajar, este procedimiento, definitivamente, no es el más aconsejable.

Una regla clave es, para encender, dejar el amplificador y las bocinas hasta el último; en el apagado éste deberá quedar al principio de la secuencia.

¿Cuál es la ventaja de este procedimiento?

Si lo primero que enciendes es el amplificador, es probable que este reciba el "golpe" del encendido cada vez que enciendes algo. Al dejarlo al final de la secuencia, esos "golpes" no suenan y tus preciados monitores no se irán desgastando innecesariamente.

En un sistema casero, conectado a un amplificador pequeño, como el que alimenta un par de monitores de estudio el encendido no es tan complicado.

Quizá tu sistema sólo esté compuesto de tu computadora, interfase de sonido y monitores, pero ¿qué pasa si la noche anterior dejaste, sin darte cuenta, el amplificador a buen volumen?

Al encender todo junto es probable que escuches espectacularmente alta la rúbrica de Windows o de Mac, y muchas veces ni te lo esperas.

El procedimiento que te aconsejo evitará estas sorpresas a veces tan desagradables.

En vivo el asunto puede volverse algo más dramático si no tenemos precaución.

Así se trate de un sistema pequeño, como para un café o foro reducido, la amplificación comienza a ser mucho mayor, de modo que los "pequeños ruiditos" o "swichazos" se vuelven realmente "potentes".

Esto, además de los posibles pequeños desgastes acumulables en los componentes, le agrega una carga de estrés al asunto, ya que estas sorpresas siempre resultan de los más desagradables.

Ya te podrás imaginar qué puede suceder en un sistema de sonido realmente grande.

Por último te aconsejo que si cuentas con una mezcladora, un buen procedimiento es que cuando la tengas ya encendida, cierres el master o lo coloques en "mute" y continúes encendiendo o conectando el resto de los equipos.

Por lo general se puede entender una mezcladora también como un centro de señal que concentra muchas señales que van y vienen, como instrumentos, procesadores de señal, etc. Pero generalmente termina conectada al sistema de amplificación, de modo que si cerramos la puerta hacia esa última etapa podremos siempre evitar cualquier mal momento.

Si te queda alguna duda al respecto, el siguiente video ejemplifica el procedimiento con un caso muy sencillo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Procura dejar un comentario que guarde relación directa con el tema tratado en el artículo, y preferiblemente aportando información útil como tips, consejos, experiencia propia, etc.