sábado, 5 de mayo de 2012

Buenas prácticas para el uso del metrónomo en la producción. Parte 1

Metrónomo
Foto: Paco Vila

Tengo muy presente aquella vez, hace muchos años, al iniciar la primera sesión de grabación, cómo los integrantes de un ensamble querían comenzar a tocar sin un click de referencia, pero intentando grabar por partes.

Les pregunté porqué no lo hacían contando con una referencia de tempo que les permitiese agregar poco a poco los instrumentos sin complicaciones.

Entonces me respondieron: "Es que el metrónomo limita nuestra interpretación y queremos tocar con más libertad".

¡Ups!

Intenté disuadirlos de esa decisión pero no hubo modo.

Dos horas después cayeron en la cuenta de estar, efectivamente, metiéndose en un laberinto sin salida y aceptaron corregir el rumbo.

Entonces definimos el tempo del tema que llevábamos rato intentando grabar.

Ahora sí, todo podría comenzar a caminar mucho mejor.

Pero ¡Oh Sorpresa! no lograban mantener ni cuatro compases a tiempo. Tendían inevitablemente a correr.

Después de otra hora de intentos fallidos decidimos interrumpir la sesión y retomar otro día el asunto.

Se fueron tremendamente desconcertados y heridos en su orgullo: "¿Cómo era posible que ellos, auténticos músicos profesionales, no pudieran grabar bien ni cuatro compases?


Esta pequeña anécdota no es algo excepcional. Es una historia que se repite con triste insistencia infinidad de veces en las grabaciones.


El estudio de grabación es como una enorme lente de aumento: agranda todo espectacularmente.



Y el asunto del tempo es algo que le encanta delatar.

Yo mismo tuve que pasar por la experiencia de aceptar ser más cuidadoso en esos detalles, en ocasiones aparentemente insignificantes, pero que pueden hacerte toda tu vida revivir esa pequeña omisión, escuchando el o los mismos errores cada vez que escuchas esa grabación que quedó indeleble, para la posteridad.

Ni modo, así se aprende.



Muchas fallas en el tempo, entendidos como errores de interpretación, también tienen su origen en una deficiente formación, al no haberse acostumbrado a trabajar siempre con metrónomo: en los ejercicios, en los ensayos, etc.

Sin embargo, es algo que, con voluntad, se puede remediar muy rápido.



Una de las formas que se manifiesta seguido ese descuido en el tempo es en los pasajes aparentemente "rápidos".

Muchos músicos caen en la trampa de interpretar una sucesión de notas de menor duración como si fuera más rápido.

Debajo de ese pasaje existe un pulso, un "beat" que  se debe mantener, porque es el "el alma rítmica" de la pieza.

El resultado es un "jaloneo" del tempo que sólo empobrece el tema.


Consejos esenciales para mejorar tus grabaciones



  • Si te acostumbras a incorporar el metrónomo en tus prácticas cotidianas lograrás en la grabación fluir sin ansiedad y con mejores resultados.

  • Trabajar con metrónomo te permite desarrollar esa "doble atención": en tí, en tu instrumento, y en lo otro, primero en el metrónomo y posteriormente en el ensamble, de modo que, en el momento de la ejecución, ya sea en grabación o en vivo, sonarás más integrado a él.

  • Los pasajes difíciles mejorarán significactivamente si los ensayas previamente con el esquema lento-a tempo-rápido-, pero con metrónomo.

  • No hay que obsesionarse con él, pero sí tenerlo muy en cuenta.

  • Si lo sabes utilizar no hará tu interpretación necesariamente "mecánica"; al contrario, podrás jugar con más libertad algunas técnicas, como el retrasar sutilmente la ejecución. Esto le agrega un "toque especial" a la música.

Un pulso firme y seguro siempre se sentirá, siempre sobresaldrá. Está ligado íntimamente a una buena interpretación, que ninguna tecnología es capáz de sustituir.



En la segunda parte de daré algunas recomendaciones sencillas para configurar más eficazmente el metrónomo en tus sesiones de producción. No te la pierdas.



5 comentarios:

  1. Otra clásica que dicen los músicos es "se pierde el feeling". Es vital consideró yo el metrónomo en las grabaciones. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente como siempre... saludos

    ResponderEliminar
  3. Es bueno lo del Metronomo, pero para mi gusto deben grabar los musicos todos juntos, obviamente en canales separados para que ellos se sientan como "en el ensayo" o "en vivo" y psicologicamente se esten seguros y comodos. De ultima si van a grabar por partes, es bueno que hagan ellos mismos una base y despues agregar los instrumentos de a uno, yo uso esta tecnica y no me va muy mal. Pero solo es mi opinion!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu aporte. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Interesante asunto este. En mi caso, yo dure muchos años tocando como bajista y luego como tecladista utilizando una caja de ritmo, hasta tal punto que ahora soy capaz de percibir cualquier alteración del ritmo que se presente en un momento dado. Ahora como tecnico de grabación, he visto como muchos musicos con mucha trayectoria se pierden a la hora de grabar con el metronomo.

    ResponderEliminar

Procura dejar un comentario que guarde relación directa con el tema tratado en el artículo, y preferiblemente aportando información útil como tips, consejos, experiencia propia, etc.