martes, 28 de febrero de 2012

Interfaces de audio. Cómo aprovechar las conexiones digitales

Interfaces de audio. Cómo aprovechar las conexiones digitales

De los dispositivos de audio que forman parte de un estudio personal, la interfaz es quizá uno de los aparatos más difíciles de entender: ¿cómo funciona? ¿a qué se debe que no responde? ¿porqué hace ruiditos? ¿dónde se conecta el micro? ¿qué cable se usa? etc., etc.



Y si para muchos estos procedimientos son confusos, ciertas conexiones son, de plano, el mayor misterio: ¿S/PDIF? ¿ADAT? ¿AES/EBU?



Si quieres saber qué utilidad pueden tener para ti sigue leyendo.



Las dos preguntas que más me hacen sobre las interfaces son: ¿cuál es mejor? y ¿cuál me conviene?

Entiendo que no es tan fácil tomar la decisión, sobre todo cuando no se entienden muy bien las características y funciones que describen los fabricantes.



Pero elegir en base a nuestras necesidades específicas sería la manera correcta de solucionar este dilema, y no sólo las actuales sino también las necesidades futuras.



Si quieres hacer una inversión más segura sería lo más conveniente.



Al comenzar en esto del audio mucha gente comúnmente se decide por una interfaz muy básica ya que no cree necesitar más de dos "canalitos". Pero conforme adquiere más habilidad y conocimiento descubre que le queda limitada: necesita más conexiones.



Entonces piensa que lo ideal sería deshacerse de esa y adquirir otra más grande.

Puede ser, pero a lo mejor todavía en esa misma interfaz queda espacio para ampliar un poquito las capacidades, aprovechando las conexiones digitales.



Veamos en qué consisten.



Si recuerdas bien, en un artículo anterior sobre cómo funciona una interfaz de audio mencioné que, por lo general, hace dos cosas: conecta dos sistemas y convierte la señal análoga a digital y después de digital la devuelve análoga.



Pero a veces también tiene la capacidad de gestionar la entrada al sistema de señales que previamente  ya existen en dominio digital, señales que no necesitan la conversión A/D -análogo-digital- o que pueden enviarse a otro dispositivo digitalmente sin conversión D/A -digital-análogo-.



Lo más sencillo entonces será añadir estos puntos de entrada.


Los conectores digitales de audio más comunes son:




  • S/PDIF coaxial. Utiliza un cable coaxial de 75 ohms y conectores RCA.

  • S/PDIF óptico. A base de fibra óptica y conectores tipo TOSLINK, también conocidos como EIAJ óptico.

  • AES/EBU. Utiliza cable coaxial de 110 ohms y conectores XLR.

  • ADAT light pipe. Utiliza fibra óptica y conectores TOSLINK.



En las interfaces de audio, los tres primeros sólo gestionan dos canales al mismo tiempo.

ADAT light pipe puede gestionar 8 canales simultáneos.


¿En qué se pueden utilizar estas conexiones de audio digital?



  •  Para grabar más canales simultáneamente. Algunos preamplificadores externos, e inclusive channel strips, cuentan con la opción de una salida digital coaxial u óptica S/PDIF.

  • Muchos procesadores externos, por ejemplo reverberadores, cuentan también tanto con entradas como con salidas digitales. Durante la mezcla puedes interconectar este tipo de equipos sin dificultad.

  • Algunas pedaleras cuentan con salida digital; la más común es, también, la  de tipo coaxial.

  • Las mezcladoras digitales y algunos módulos de preamplificadores cuentan con conexiones ADAT lo cual te permite interconectar muchos canales simultáneamente.



Cómo puedes ver el hecho de que una interfaz sólo cuente con dos entradas análogas no impide que podamos ampliar su capacidad, siempre y cuando tenga los accesos digitales apropiados.



Te sugiero revisar tu interfaz para saber si cuenta con estas opciones. Y si piensas adquirir una nueva sería aconsejable tomar en cuenta esta posibilidad para futuras mejoras en tu equipo.


8 comentarios:

  1. Informaci?n de BlogESfera.com......

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui....

    ResponderEliminar
  2. gracias x compartir estos tutos bastante buenos me ban a servir bastante.

    ResponderEliminar
  3. gracias por brindar tus conocimientos yo soy un amateur en esto soy músico percusionista y siempre me ha interesado obtener conocimientos de la dinámica del sonido conocer de la frecuencias y queria saber donde puedo obtener material al respecto gracias de ante mano

    ResponderEliminar
  4. Para entender el manejo de las frecuencias en los instrumentos puedes consultar el Mapa de Frecuencias y los artículos sugeridos para aprovecharlo mejor.
    El Blog cuenta con más de 200 artículos sobre infinidad de temas relacionados con el audio, entre ellos la dinámica. Puedes consultarlos dando click en la etiqueta correspondiente.
    Si deseas un entrenamiento más profundo estoy por iniciar talleres en linea para que gente como tú pueda entender y manejar los aspectos fundamentales del sonido.
    Mantente atento al lanzamiento.

    ResponderEliminar
  5. Hola ya habia dejado tambien otra pregunta en el pst de las interfses es sobre otra duda. Bien en este caso quisiera saber como puedo hacer para interconectar en una interfae normal conun entrada y salda spidf coaxial los iguientes equipos, un pre amp art mpa digiral, un pod xt pro, un rack tc electronics toos on spidf para usarlos en logic gracias

    ResponderEliminar
  6. La mayoría de las interfaces para estudio personal sólo cuentan con una entrada y salida digital, ya sea s/pdif, ADAT o AES/EBU. Si deseas conectar varias señales digitales simultáneas de protocolo s/pdif necesitarás algo más robusto, como un sistema Pro Tools HD que cuente con una interfaz Avid como la HD I/O.
    Apogee Symphony también te ofrece muy variadas opciones de tarjetas para conectar entradas y salidas digitales de diferentes formatos.

    ResponderEliminar
  7. es lo mas explicativo que he leido gracias por la ayuda que tenemos los que menos sabemos,me gusta tocar la guitarra clasica y quisiera grabar dos uitarras con dos micros,un saludo desde Tenerife Islas Canarias

    ResponderEliminar
  8. Saludos desde México.

    ResponderEliminar

Procura dejar un comentario que guarde relación directa con el tema tratado en el artículo, y preferiblemente aportando información útil como tips, consejos, experiencia propia, etc.